Bogotá Positiva

Historia

Nuestra propia historia

¿Quiénes integran el colegio GERMÁN ARCINIEGAS?

El colegio Germán Arciniegas conocido en sus principios como Brasil López Quintana,  es una comunidad educativa conformada por un grupo de personas con sentido de pertenencia  y compromiso con la formación de los niños y las niñas de la localidad  en el marco de lo humano, lo ético y   la calidad del saber, del saber ser y del saber hacer.

Este aspecto histórico sobre el origen de la nueva Institución Educativa  se fue  construyendo en el área de lengua castellana, liderado por la docente Martha Ortega,  mediante el desarrollo de un proyecto que busca el fortalecimiento de las competencias de lectura y escritura, pero igualmente, la construcción narrativa de los hechos y circunstancias que han marcado el nacimiento del nuevo colegio. Se incluyen, por tanto, algunos párrafos testimonio de los y las estudiantes, sobre los hechos dolorosos, pérdida de identidad y sentido de pertenencia,  pero también momentos gratos y nuevos retos que se han tenido que vivir y construir durante este camino a la excelencia.

El colegio Brasil López Quintana (hoy denominado Germán Arciniegas) surge de la ampliación de cobertura que asume, a comienzo de 2007, el colegio oficial Brasilia –Bosa, como institución gestora. Llegan allí un grupo aproximado de 1300 personas entre estudiantes y docentes, provenientes de  diferentes sectores de la localidad, los primeros, con la expectativa de iniciar o continuar  sus estudios y los  segundos, con el deseo de afrontar el reto de ejercer la docencia y contribuir en el proceso formativo de los y las jóvenes.

Durante los primeros cinco meses los estudiantes de bachillerato del Brasil López Quintana fueron ubicados en algunos espacios  de la sede A del colegio Brasilia, desarrollando su proceso  escolar en jornadas de emergencia en los primeros días y luego se organizaron en espacios del colegio que en el momento estuvieran libres como eran salones, plazoletas, escaleras, teatro, patio …esta situación llevó al incremento del índice de deserción pues la incomodidad de ubicación, la falta de asignación de aulas y el desarrollo de  actividades académicas en espacios no adecuados, bajó el nivel de motivación de los y las estudiantes por la permanencia en el colegio y elevó las cifras de abandono y deserción.

  

Registro fotográfico. Marzo de 2007. Colegio Brasilia Bosa

Los estudiantes de preescolar y de la básica primaria  de la jornada mañana, fueron ubicados en las sedes B y C  con mejores condiciones para el desarrollo de las diferentes actividades del proceso pedagógico pero en jornadas recortadas en franja de 10:00 a.m a 2:00 de la tarde. La jornada de la tarde fue ubicada  en un colegio privado, en arriendo (colegio Nuevos Horizontes). Allí se instalaron  los grados de preescolar y primaria. Los estudiantes de aceleración y primeras letras que desde el comienzo del programa denominado Volver a la Escuela, estaba asignado al colegio Brasilia, fue reasignado al nuevo colegio y trabajaron en la biblioteca del colegio en las dos jornadas.

La siguiente narrativa permite comprender la experiencia vivida por los y las estudiantes de bachillerato en las jornadas mañana y tarde durante los cinco primeros meses del año escolar:” El primer día de  matrículas me tocó a mí y a mi mamá y mucha gente la cual iba por un cupo para poder tener una buena educación y salir adelante, hacer una fila la cual tenía más de 90 personas…  nadie nos dijo que cuando entráramos nos iban a tocar  unas condiciones no hábiles para estudiar y aprender…. El primer día de clase, el colegio estaba muy lleno de estudiantes …  no había por donde caminar … nos ubicaron por cursos… conocí muchos amigos y compañeros …  nos dijeron que para nosotros había otra sede …pero pasaron los meses y nosotros seguíamos en el colegio Brasilia muchas veces en descanso … no había donde sentarnos…  donde  tomar clases… no alcanzábamos a comprar  ni a entrar a los baños pues siempre estaban llenos…las clases eran en las gradas, las bahías y demás lugares… ”  [1]

Registro fotográfico. Estudiantes de secundaria,  sede  D Brasil López Quintana,

deambulan por el patio al no contar con aulas para el desarrollo de sus actividades académicas

El proceso de formación y apropiación de la política  Colegios de Excelencia para Bogotá se inició a mediados del mes de marzo de 2007 en la IED Brasilia, como entidad gestora del colegio Brasil López Quintana (hoy denominado Colegio Germán Arciniegas). A comienzo del mes de mayo,  se presenta el traslado de la sede de bachillerato (Jornadas mañana y tarde) a las aulas prefabricadas en la ciudadela El Porvenir, coyuntura que facilita la focalización del programa en el nuevo colegio, identificado inicialmente como Brasil López Quintana. Las nuevas instalaciones se construyen el barrio Brasil I. 

Registro fotográfico.  Aulas prefabricadas en donde inicia su propia historia el colegio

Brasil López  Quintana. (12 de mayo de 2007)

 

Registro fotográfico. La nueva sede se localiza en el barrio Brasil I de la localidad de Bosa, carrera 88 I con calle 54 B sur (Julio 7 de 1007) [2]

 

 GERMAN ARCINIEGAS

(1900 - 1999)

Nuestro colegio hace honor a Germán Arciniegas (6 de Diciembre de 1900- 30 de Noviembre de 1999). Fue abogado de la Universidad Nacional de Colombia, político historiador y brillante ensayista. En diversas fases de su vida fue profesor universitario en Colombia, decano de la facultad de filosofía y letras de la universidad de Columbia en Nueva York.

En 1932 publicó su primer libro, “El Estudiante de la Mesa Redonda”, libro donde plasmó las historias de Hispanoamérica. Su obra se caracteriza por dar una visión de la historia, vista con los ojos de un americano, sobresaliendo su “Biografía del Caribe”.

En su obra “El Continente de los Siete Colores”, Arciniegas logra analizar de manera brillante el fenómeno del mestizaje y la creación de un continente como un crisol de culturas y razas.

Germán Arciniegas responde por su vitalismo, erudición y carácter humanista, al perfil de un intelectual de los treinta. Autor de más de cincuenta libros, se destacó como columnista en el diario El Tiempo de Bogotá, conmoviéndonos con su lucidez y coherencia, con su apego a un continente que fue el centro de sus preocupaciones, el punto hacia el que volcó toda su potencia creadora, su ingenio y capacidad argumentativa.

El presidente Eduardo Santos lo nombró ministro de Educación, cargo que ocupó entre 1941 – 1942. Creó el Instituto Caro y Cuervo, el Museo Nacional , la Biblioteca Popular y fortaleció la Escuela Normal Superior de Colombia.

En 1994 recibe el Premio Internacional Alfonso Reyes. 

Escritor incansable, Arciniegas continuó trabajando hasta pocos meses antes de su muerte y mantuvo una columna lúcida y coherente en el periódico El Tiempo de Bogotá.

[1]Paula Andrea Dueñas Sánchez. Sueño de una educación perfecta… Grado Octavo ( jornada mañana). Colegio Brasil López Quintana 2007

[2]En la valla de identificación de la construcción, se anota: Área: 6.487.40 m2  Capacidad 940 alumnos Programas: 24 aulas, ludoteca, biblioteca, sala de proyecciones, aula múltiple, coliseo, aula de sistemas, laboratorios, comedor escolar, talleres de arte.